Google+

Entradas populares

Comparte

La increíble épica

domingo, 30 de septiembre de 2007

TEBEOS!!!! (II) (ESPECIAL POLICIACO)

Kane de Paul Grist (Dolmen Editorial)


Tras devorar, seguidos y sin pausa, los cinco volúmenes del Kane de Paul Grist (bien editados por Dolmen tras la espantada de Planeta) no puedo más que levantarme del sofá y aplaudir. Grist ya contaba con todas mis simpatías gracias a Jack Staff, su sincero homenaje a mis queridos personajes de la IPC sesentera y demás héroes británicos. Pero no sólo de guiños vive el pajero ausente. Tebeo coral pese al inspector que le da título, en potente blanco y negro, el abanico de recursos gráficos que despliega es brutal, casi tanto como el juego entre acciones paralelas y flashbacks. Y un buen tebeo policíaco pide eso, además de capos mafiosos y agentes corruptos. Tampoco falta el humor (todo tebeo con un personaje disfrazado de conejo merece la pena) y los guiños a Frank Miller (un detective ciego y una trastornada mole en gabardina). Vamos, que es grandioso.

Inner City Blues de Bruno i Fatima Ammari (Glénat)


Inesperada sorpresa. Aquí se quiere mucho a la Blaxploitation, y no puedo más que quitarme el sombrero ante este integral que reune los tres álbumes franceses originales. La primera sorpresa es el estilo de dibujo, de entrada un llamativo cruce entre la gráfica del Yellow Submarine y la minuciosidad de un Trodheim Mazmórrico, con colores chillones que acaban por darle un bello lustre pop. Pero... ¿Se puede hacer un fantástico homenaje a Superfly y demás antihéroes funk con un look semejante? Pues claro. Este violento thriller criminal, narrado desde tres puntos de vista diferentes (a uno por álbum) resulta igualmente contundente pese a su llamativo technicolor, lo cual es un mérito gordo. Y además, entre disparos e intrigas mafiosas, se pueden ir localizando guiños a las bandas sonoras de la época, a la música negra en general (como evidencia el título) y a filmes como Blackula.


Comic Noir de Norma


Pego un repaso rápido a algunos de los títulos que Norma va publicando al amparo de su colección Comic Noir:



El primero es de Warren Ellis, a quien mucho se admira en esta casa. Si los dos tebeos reseñados por encima jugaban a la narrativa compleja (flashbacks, puntos de vista), Down (bien dibujado por Tony Harris) es una autopista sin curvas. El bueno de Ellis pilla la directa y acelera hasta estampar al lector contra el muro de la última viñeta. Posiblemente, esta historia de jamona policia haciendose pasar por asesina profesional es lo más cerca que ha estado nunca un tebeo de provocar el mismo vértigo hiperviolento que las películas de acción made in Hong Kong.


Poison de Laurent Astier también va de infiltraciones policiales, pero es más reposado. De entrada, no resuelve los dos prólogos iniciales (supongo que lo hará en los siguientes tebeos, que aquí hay continuará) y va de jovencita recién salida de la academia que debe infiltrarse en las redes de protitución europeas. El estilo de dibujo cercano al manga le sienta bien si tenemos en cuenta que la cosa parece que ira de descenso hacia la pervesión de una jovencita virginal. Comprobar si el autor se va a recrear en ello o huirá por las ramas de la corrección es el principal interrogante que me puede impulsar a seguir con la historia, además de la conexión balcánica (siempre de mi interés), pero vamos, tampoco es que sea gran cosa.



Lo de Scarface: Marcado por la Vida sí que me deja patidifuso. Supongo que todos ustedes han visto El precio del Poder, esa sincera oda a las metralletas y la cocaína que Brian de Palma dirigió hace un par de décadas. Pues bien, aquí tienen la secuela imposible en forma de tebeo. Tony Montana sobrevivió a la matanza colombiana y regresa dispuesto a recuperar su imperio. A ver. El tebeo es malo, no nos engañemos. Está alargado de mala manera y no lleva a ningún sitio. Pero es que es taaaan rematadamente burro que me despierta cierta simpatía. Ultraviolencia cartoon tan absoluta y gratuitamente pasada de vueltas que acaba siendo una payasada splastick gruesa y escatológica. Sus ignotos autores realizan una escalada en pos del "mira que rematadamente bestia" que acaba por no llevar a ningún sitio. La primera vez que Montana asficia a un tipo con su bolsa clínica de orines dices jojojo, pero buscar la salvajada cada cuatro páginas acaba por resultar forzado y restar interés. Se desinfla. Eso sí, si el comic code levantara la cabeza le daría un patatús: las montañas de drogaína se desparraman por las páginas de modo gratuitamente apológico. Pero vamos, ni el dibujo merece la pena (un clon de Ramon F. Bachs) ni la historia va más allá de su imposible propuesta. Tan sólo se lo recomendaría a aquellos que disfrutan del Garth Ennis más burro: el tono del guión de John Layman va por ahí.


No se me ocurre un tebeo más alejado al anterior que El Cuervo de Lax, una aproximación rematadamente francesa a la serie negra, pero también un polar no tan canónico como aparenta. Reconozco que me costó un rato entrar en el juego, y hasta el segundo álbum no le he pillado el punto. Las aventuras de un relojero en paro reconvertido a detective privado están dibujadas con un blanco y negro muy de revista de los 80, donde la línea clara brilla por su ausencia. Quizá sea eso lo que le da un tono como de tebeo más viejo de lo que es, aunque también es cierto que no le sienta mal. Me cuesta describirlo, lo reconozco. Una atmósfera de sociedad envejecida, de clase media venida a menos, muy del rollo francés, está presente en todo el tebeo; también un humor reposado y unas intrigas de andar por casa que tienen su encanto. Es un tebeo especial, cierto, pero hay algo que no me convence del todo y aún no sé que es.

Una Resaca de Cuidado de Jacques Tardi (Norma)


Y ya que mento el llamado polar francés, sepan ustedes que las aventuras del detective Nestor Burma adaptadas por Tardí son obra cumbre. Niebla en el Puente de Tolbiac o Calle de la Estación, 120 son de las mejores historietas de género negro que he leído en mi puta vida... pero la última entrega me ha decepcionado bastante. Por primera vez a color, parece como si el gran Tardí se tomara el álbum a medio gas, sin ganas y con pereza. Además, en esta ocasión no adapta una novela de Leo Malet y así el guión está más cerca del absurdo que envolvía las últimas entregas de Adele Blanc-Sec, pero sin ser ni una cosa ni la otra. Yo se lo perdono, pero vamos, tan sólo lo aconsejo a los completistas de Tardí (entre los que me incluyo, claro). Espero que nadie empiece a leer las aventuras de Nestor Burma por aquí, ya que es posible que no regrese a ellas. Y se perdería un clásico indiscutible.

***

(Nota: Esta sección no es más que una adaptación rápida y sin complicaciones de los guiones que preparo semanalmente para el programa Cabaret Elèctric de Icat-FM. No es una adaptación de todo el guión porque algunas cosas pueden aparecer antes por aquí. Reseñas cortas, inmediatas y poco críticas para poder dejar constancia de la cantidad de cosas que leo semanalment. La versión en audio de este guión la pueden descargar, en mp3 y en catalán, aquí y pertenece al programa del 18 de septiembre de 2007.)

viernes, 28 de septiembre de 2007

FLASH MUNDIAL (XLII)



cerveza


No suelo anotar los Flash Mundial, pero creo conveniente hacer hoy un pequeño apunte, y es que hay que poner esta noticia en paralelo con el Flash número 38. España, 1954, bastión de Occidente. Francia (y en menor medida Gran Bretaña y Alemania), democracias degeneradas que abocan a sus ciudadanos al alcoholismo y la degeneración moral y física.

jueves, 27 de septiembre de 2007

YO SOY EL M.A.L.




"Este señor enmascarado es en buena medida el culpable de que pegues una patada y salgan cientos de atontados haciendose los interesantes bajo la disculpa de la cultura trash, Z, bizarra y demás. Este señor es muy productivo y muy cultivado (al menos dentro de su materia), pero por eso mismo adolece del mayor pecado que puede cometer un ciberplumilla: sobreproduce, ergo se sobreexpone y se arriesga a hastiar al personal. Pero es, dentro de lo relativo, un veterano en esto. Y tiene una inmensa tropa de gentes diversas que le enlazan desde sus guaridas y le ca­en las gracias. Ya lo he dicho, aquí­ el problema está en la sobreexposición.


En Starman Magazine están ejecutando un plan, el Plan 9, que busca vapulear la blogocosa cinéfila y zinefaga, que bien se lo merece a menudo. A mí también me viene bien que me zarandeen y sacudan. La balanza halago/crítica está muy descompensada. También afirmo que puestos a escoger, prefiero alinearme en el bando de la gafapasta antes que en el de Lo Friqui.


miércoles, 26 de septiembre de 2007

VIDAS AJENAS FOTOCOPIADAS



Los problemas de identidad de Fernando Apellido nacieron en el mismo momento de su concepción, en un arrebato de pasión súbita en el servicio de reprografía de la Universidad de Zaragoza, entre el encargado de dicho servicio y la joven María del Pilar Apellido, de apenas catorce años, que estaba allí buscando a su padre, que trabajaba como bedel en el mismo edificio. Cuando el abuelo de Fernando tuvo noticia del estado de buena esperanza de la joven María del Pilar, corrió a moler a palos al padre de Fernando hasta matarlo, lo que le llevó a la cárcel donde, harto de las humillaciones a que le sometían los demás presos, se quitaría la vida taponando sus vías respiratorias con pan Bimbo.

Seguir leyendo

Queco celebra la semana de la fotocopia y ha querido rendir homenaje a mis Vidas Ajenas. Cosa que me congratula, y más cuando el resultado está sobradamente a la altura. Además, me viene muy bien para satisfacer (vale, con una fotocopia, pero ofset y digitalizada) las peticiones que recibo para continuar la serie. De hecho, nacieron por casualidad y acabó resultando que debía mimarlas. Así que espero a que llegue la musa, aunque también es cierto que últimamente no la espoleo ni doy demasiada caña al respecto.

martes, 25 de septiembre de 2007

SITGES 1969

1969 c1

Pese a las buenas intenciones declaradas tras el primer certamen, al año siguiente continuaron los mismos problemas de un festival de cine de género organizado en una localidad entonces muy lejana a Barcelona (recuerden: no habí­a autopista sino las curvas del Garraf) y con un objetivo mas turístico que cinematográfico. Lo que probablemente no tenían en cuenta es que un género como el fantástico (y sus hermanos de sangre: terror y ciencia-ficción) tiene un fandom detrás, incluso en la España de 1969. Asi que se hizo un hueco y los (pocos) aficionados acudían porque en una semana se podían tragar más películas que las que de este tipo se estrenaban en un año. Y perdonaban los problemas y la mala organización del mismo modo que en la era del vhs nosotros perdonábamos las copias de quinta mano de la rareza gore de turno.


En esta segunda edición el certamen añadía la coletilla de Terror, convirtiendose en la II Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror. A los patrocinadores (ayuntamiento y sindicato local de turismo) se unía el Ministerio de Información y Turismo mientras la Escuela Oficial de Cine colaboraba en el invento con una selección de cortos y organizando uno de los escasos actos paralelos: el primer encuentro de dibujantes de historieta españoles. 

1969 c2

Las proyecciones se seguían realizando en el Casino Prado, una sala que no estaba preparada para proyectar el formato scope. Las películas seguían llegando (cuando llegaban) en versión original sin subtítulos. Imaginen tragarse un par de olvidadas pelis checas a pelo. Y la programación anunciada no era de fiar. En el último momento, por ejemplo, el ministerio prohibió el pase de Fando y Lis. El presupuesto, por cierto, era bastante escaso: medio millón de pesetas de la época era una cantidad que no daba para muchos fastos.

En realidad el certamen no era más que un ciclo de películas, sin nada alrededor. No había invitados de postín y el único acto destacable era una cena de clausura para que las autoridades se pusieran las botas mientras se codeaban con unos cuantos artistas (algunos melenudos y desconocidos: ese año, por ejemplo, hubo mucho dibujante despistado). Eso sí, ya no se acudía a películas ya estrenadas, excepto en el caso de la sección retrospectiva, un saco donde meter desde un revisto clásico de la Universal (el primer Frankenstein de Whale) a una joya entonces de visión imposible como la danesa Häxan.

penyarroya 69
Peñarroya en El Noticiero Universal (1969)

Repasando las crónicas periodísticas de la época, veo que fueron cuatro las películas triunfadoras (ojo, no había aún premios, me refiero al boca a boca): la mentada Häxan, El Manuscrito encontrado en Zaragoza, Peeping Tom (desconozco si se pasó la copia censurada que poco después se estrenó en salas de arte y ensayo) y Corruption. Sí, la serie bé cuyo trailer colgué el otro día y de la que hoy nadie se acuerda. Pero que allí causó un enorme impacto. Piensen que la película incluía un concepto desviado de la sexualidad (la maníaca), violencia gratuita y alguna teta y/o buen trasero esquivos. Y eso, entre un público no acostumbrado, causó estragos psicológicos de consideración. De hecho, auqnue algunos títulos se censuraban, uno de los atractivos de los primeros años del Festival eran esas tetas esquivas y esas series bé que luego nunca se podrían ver en tierras celtibéricas.

También, repasando las crónicas, veo una serie de películas a las que no se prestó demasiada atención. Títulos hoy clasícos como Dracula, Príncipe de las Tiniblas, nada menos y a la que se consideró una mera secuela del primer Hammer, una más de vampiros (pues anda que no faltaban unas cuantas por llegar); La batalla de los Simios Gigantes, uno de los kaijus más divertidos de Honda (“una más de maquetas japonesas”); el bellísimo soviet-pulp Planeta Bur (tildada de rollo de cartón piedra aunque “afortunadamente estaba en ruso y nos evitamos soportar los diálogos”) o un buen puñado de series bé: Berserk, The Projected Man, Lo Spetro de Freda y Time Travelers; Mención a parte merece la brasileña Sueño de Vampiros, que siempre he querido ver pues una foto del filme turbó mi infancia: un grupo de vampiros colmilludos y pintorescos (sombreros de copa, cascos militares) se arremolinaban y sorbían a una jamona en top less.

1969 c3

Como ya hice en la anterior entrega, les dejo las crónicas publicadas en el número 12 de la mítica Nueva Dimensión. Sin duda las más completas. El reportaje de la revista es curioso. Se abre con cinco entrevistas: el dibujante Carlos Gimenez, el presidente del primer club de lectores de sci-fi, un químico aficionado al género, el teórico Antonio Martín y una breve a Rafales. Luego continúa la crónica de las películas vistas y, finalmente, se valora el certamen, sus problemas e intrigas. La redacción de la revista se había implicado en la selección de algún título y la odisea para conseguir Häxan resulta más que una anécdota. El denso artículo se complementaba con cuatro páginas dedicadas al encuentro de los dibujantes españoles. También los he escaneado pero se los he pasado a Pepo para que los suba un día de estos, creo que ese es su sitio.

1 - ANEXO UNO: SITGES 1969 en NUEVA DIMENSIÓN Núm. 12 (noviembre de 1969)

01
02 03
04 05
06 07
08 09
10

ANEXO DOS: SITGES 1969 - PROGRAMACION

prog 00 prog 01 prog 02

ANEXO TRES : EL DETALLE

quiste


lunes, 24 de septiembre de 2007

ESTO NO ES UNA ENAJENACIÓN

"El malvado prevalece. Sólo el bueno muere joven".
El sufrido inspector Wong, en Infernal Affairs II.

miércoles, 19 de septiembre de 2007

YA ESTÁN AQUÍ LAS REFLEXIONES DE REPRONTO!!!!





Apreciados lectores, el gran momento ha llegado. Las Reflexiones de Repronto ya están aquí. A partir de ahora tienen una cita todos los miércoles con el Dr. Repronto. Yo que los he visto todos (y algo más, que también he puesto mi manita por ahí) sólo puedo decir que son fantásticos. Cosa que no quita que el trabajo que hay detrás necesita de todos ustedes. ¡Difundan la buena nueva! ¡Menéenlo! ¡Escolarícenlo! Accedan desde aquí al primer capítulo: Infierno y Paraiso. Abajo les dejo algunas pistas sobre su contenido.

Swedenheavenorhell_WEB

Manamana_WEB

swezia

lunes, 17 de septiembre de 2007

EL GIMMICK TRASH

Ayer, por sorpresa y para mi alegría, recibí el correo del director y guionista (y muchas más cosas) Oscar Aibar que reproduzco a continuación:

"Amigo absence, hace tiempo que quería mandarte un abrazo y felicitarte por tu gran labor, de la que me declaro especial fan. Como muestra de mi devoción te mando uno de mis fetiches más preciados: el auténtico ODORAMA de Polyester (especial atención a la parte trasera,rascando los círculos rosas puedes oler diferentes efluvios). Te lo mando desde la tristeza que me genera ver las calles llenas de afiches que nos presentan a un Travolta neumatizado digitalmente para emular a la inemulable Divine. Un fuerte abrazo (...)"
Más allá de que se declare fan alguien a quien leía hace años y cuya carrero sigo, lo que realmente me emociona es que adjunte su fetiche más preciado para que desde aquí pueda ser contemplado (con bastante envidia, todo hay que decirlo) por todos ustedes. ¡Muchas gracias por la deferencia, Óscar!

ODORAMA

Polyester fue el cuarto largometraje de John Waters y, además del habitual argumento 100 % propio del autor, donde el melodrama white trash pasado de rosca se convertía en sátira underground generosa en mal gusto, se presentaba en esplendoroso odorama, un histórico gimmick bizarro que recuperaba las argucias de William Castle o las famosas gafitas de 3D. Los espectadores recibían al entrar un cartón con diez círculos rosa numerados. Durante la proyección, cuando aparecía el número en una esquina de la pantalla, debían rascar el círculo y olfatear la fragancia que emanaba esa zona del cartoncillo. Las fragancias eran, por orden, las que siguen: rosas, pedos, pegamento, pizza, gasolina, marihuana, gas natural, olor de coche nuevo, zapatos sucios y ambientador de aire. Lo cierto es que el odorama funcionó lo sufiente para que la película de Waters llegara a estrenarse por aquí. Recuerdo la publicidad en los periódicos y el moderado revuelo de una crítica tan despistada como siempre (a diferencia de Almodóvar, que tanto le debe a Waters). Yo tendría unos 16 años y, burro de mí, no me acerqué a verla. Creo que fue la primera vez que tuve noción de la existencia del director de Pink Flamingos.

La Vanguardia Artistica

la vanguardia artistica

domingo, 16 de septiembre de 2007

Sitges 1967

Sitges 1967

Aunque el Festival de Cine Fantástico de Sitges tuvo su primera edición en 1968, su génesis hay que buscarla un año antes con la Primera  Semana de Cine, Foto y Audiovisión. Muy bello ese Ultimo, por cierto. Una cita también conocida como las Jornadas de Escuelas de Cine que, visto ahora lo que allá­ acontecia, fueron una jugosa mezcla entre la España austrohungara de Berlanga y el activismo intelectual en pos de una democracia que aún tardarí­a bastante en llegar.

El origen, por ejemplo, fue turí­stico. El Ayuntamiento querí­a potenciar la climáticamente muy aprovechable temporada baja de la localidad y Antonio Rafales, entonces presidente de la asociación Cine Foto, propuso la idea de una muestra de cine, en principio muy modesta. Se pusieron en contacto con Antoni Krirchner y Pere Fages, activos organizadores de los primeros cine-clubs, y estos, a su vez, con Roma  Gubern para que la dirigiera. El proyecto se convirtió en una muestra de trabajos de escuelas de cine y, para justificar la internacionalidad que tanto viste (y, quizás, la esperanza de alguna sueca despistada), se invitó a unas cuantas academias extranjeras a presentar sus trabajos.

Lo cierto es que las autoridades polí­ticas y funcionariales metieron la pata al acudir a los cine-clubs y las escuelas de cine. Sí. Metieron la pata: si lo que querí­an era una cosa promocional, relajada y discreta, llamar a los jóvenes intelectuales de la época fue un error de bulto. Imaginen a jovenes burgueses airados, izquierdosos, melenudos y con aspiraciones culturales y polí­ticas. Y suerte que era 1967 (aunque en 1968 seguro que hubiera habido aún mas desconfianza polí­tica). Tengan presente, también, que por entonces ya estaba activa la llamada Escuela de Barcelona, versión localista y burguesa de la Radical Chic que describirí­a magistralmente Tom Wolfe en La Izquierda Exquisita. Ya saben: Bofill, Portabella y demás artistas de la época que aunaban espi­ritu pop, experimentaciones autorales y un espi­ritu algo rebelde (honesto como pedí­an los tiempos, pero también como pose impostada).

Durante las Jornadas se habían de fundar un ambicioso organismo independiente que ocuparía el lugar de los censores polí­ticos y, al mismo tiempo, un funcionario de la vecina Vilanova  intentaba prohibir el pase de un trabajo crí­tico con la Guerra de Vietnam llegado de Illinois.






La Guardia Civil en sidecar, a la busqueda de los peligrosos jóvenes cinéfilos de 1967

Ditko y La Serie B

The Silent Screen es una de las mejores historietas de horror dibujadas por el gran Steve Ditko. Publicada originalmente en el número 21 de Tales to Astonish (1961) y reeditada diez años mas tarde en el 8 de Where Monster Dwell, que es la versión que tienen abajo y que incluid­a un par de modificaciones: ampliaba su tí­tulo con ese inecesario y traicionero It Happened On inicial y rebautizaba al monstruo como Glop (ya que el Hulk original habí­a encontrado mejor propietario).



It Happened On the Silent Screen 01

It Happened On the Silent Screen 02

It Happened On the Silent Screen 03

It Happened On the Silent Screen 04

It Happened On the Silent Screen 05

viernes, 14 de septiembre de 2007

Carteles De Los Primeros Festivales De Cine De Sitges

Aqui les enseño  el b-art con los carteles de las primeras ediciones del Festival de Cine Fantástico de Sitges. Hoy, de manera indirecta, la organización ha acudido en mi ayuda al subir al apartado de prensa un pdf conmemorativo de los 40 años del Festival en el que se listan las pelí­culas proyectadas cada año, los miembros del jurado y el palmares. La gracia esta en que incluye todos los carteles, y aunque la calidad no es muy buena.



I Semana Internacional de Cine Fantastico(1968)


II Semana Internacional de Cine Fantastico y de Terror (1969)

III Semana Internacional de Cine Fantastico y de Terror (1970)


IV Semana Internacional de Cine Fantastico y de Terror (1971)


V Semana Internacional de Cine Fantastico y de Terror (1972)


VII Festival de Cine Fantastico y de Terror (1974)


XII Festival de Cine Fantastico y de Terror (1979)


XIII Festival de Cine Fantastico y de Terror (1980)


XIV Festival de Cine Fantastico y de Terror (1981)