Google+

Entradas populares

Comparte

La increíble épica

lunes, 28 de junio de 2010

Zardoz














































Excelente película de ciencia ficción, Zardoz plantea una distopía sobre la humanidad.

En el año 2293 la humanidad se ha ido a la mierda, tal y como la conocemos, y todo el planeta es ruinas, páramos desiertos y campos de batalla. En semejante panorama post-apocalíptico están los exterminadores, que es una clase guerrera, brutal, violenta, fuertemente armada y que se dedica a matar, destruir y violar mujeres, entre los humanos pacíficos que intentan sobrevivir como pueden.

Por tanto en el mundo hay dos clases: una guerrera y agresiva, y una pacífica y condenada al continuo acoso por la otra clase.

Pero existe una tercera clase: los inmortales. Ellos viven en lo que se conoce como el Vortex, que es una zona inaccesible, protegida por una campo de energía invisible, en el que viven los mencionados inmortales.

Ellos son guapos, elegantes, inteligentes, cultos y viven para siempre. Viven muy acomodadamente en su jaula de oro.

Entre los exterminadores está Zed (Sean Connery) que es una mala bestia, cruel, asesino y violador. Un líder total entre los suyos.

Los exterminadores adoran a un Dios de la guerra llamado Zardoz. Es una inmensa cabeza de piedra que vuela por el aire, con rostro terrible y feroz, y que de cuando en cuando pasa a recoger el diezmo. Los exterminadores llenan la cabeza de comida, y a cambio la cabeza les da cascadas de armas y municiones, para seguir guerreando los exterminadores.

Zed, oculto en el grano, se infiltra en la cabeza, y volando dentro de la misma, accede al Vortex, entrando en contacto con los inmortales.

Ellos reaccionan con curiosidad pues en incontables años nunca han estado frente a un mortal humano, y deciden estudiarlo, divertirse con él, y conservarlo como una curiosidad y pasatiempo.

Los inmortales descubren en Zed que es un ser primitivo, violento y brutal. Pero a la vez sienten fascinación por su naturaleza.

Es como los espectadores de un reality show en donde presencia como se matan de verdad entre ellos psicópatas o gladiadores. ¿Qué mas da? El tema está en el MORBO, en la fascinación por lo oscuro, lo terrible, lo inhumano, lo salvaje.

Es entonces cuando descubre Zed que esa sociedad maravillosa, bella y perfecta está mas podrida que el violento mundo exterior del que ha venido.

Entre los inmortales hay disidentes, que tienen distintas formas de pensar, y que quieren cambiar el sistema impuesto que no evoluciona, sino se perpetua en lo infinito, contra toda ley de la naturaleza de los ciclos, de la vida y la muerte, del principio y del fin, corrompiéndose.

En concreto dos inmortales, que aman el pasado, lo han estudiado y lo encuentran revelador. Uno se concentra en la historia, el otro en los trucos de magia y los magos famosos del pasado. Ambos, mezclan ambos conceptos, magia e historia, para crear un "gran truco genial" que actuará guerrileramente dentro de su mundo (inadvertidamente para sus semejantes) para conmocionarlo y revolucionarlo.

La carta mágica es en realidad Zed, que actua sin saberlo como un peón de un juego de influencias, conflictos y descubrimientos.

Los inmortales se dividen en tres clases: los propiamente mencionados, los zombies sin conciencia, y los envejecidos: inmortales castigados por rebeldes, que son apartados de la sociedad, en una especie de geriátrico, en donde son envejecidos.

¿Merecen los inmortales ese paraiso aparte de la realidad del mundo?

Cuando Zed se cuestiona todo eso, entrando en conflicto con las creencias de los inmortales, que comienzan a cuestionarse su propia realidad perpetua, deciden que es una amenaza y deciden eliminarlo.

En su lucha por sobrevivir, contra la sociedad de los inmortales, Zed consigue inutilizar el campo de energía y los suyos, los exterminadores, entran en el Vortex y aniquilan a todo el mundo, acabando violentamente con una sociedad que pasa a ser historia.

Al final, Zed y su amada inmortal (que tras destruirse su sociedad se vuelve mortal), huyen, se refugian, tienen un hijo, envejen y mueren. Sus huellas y un revolver oxidado quedan en una pared de la cueva, como legado de ellos al mundo.

Repasemos todo lo explicado...

En mi opinión no estamos ante una distopía (aparentemente lo es) sino ante un REFLEJO de la realidad de la sociedad del hombre, que desgraciadamente no ha cambiado nada desde los 70, y que continua siendo en esencia la misma.

La película en realidad habla del SER. ¿Que somos? ¿En qué creemos? ¿Cual son el valor de nuestras vidas y acciones?

Extrapolemos todo al ahora, para que sea sencillo de comprender todo el juego mental de este film.

¿Quienes son los exterminadores? Es el tercer mundo, los paises subdesarrollados, mayoría en este planeta.

¿Quienes son los inmortales? Son los paises ricos, llenos de tecnología, de cultura, de arte y de lujos.

¿Qué hacen los inmortales? Llenar el tercer mundo de armas y municiones, para que esten inmersos en continuas guerras. Guerras que destruyen los paises, los vuelven ignorantes, incultos, descerebrados y nada evolutivos.

Las guerras siempre dejan pobres los paises, sin recursos, inmersos en fanatismos, en odios ciegos, y en eternos rencores.En realidad los que tienen las armas masacran a los que no las tienen, que son sus propios semejantes, que viven en las mismas regiones.

¿Para que interesan las guerras? Por un beneficio economico (el grano del film) que en la realidad contemporanea son dolares y euros para comprar armas, balas y misiles. Y también por un beneficio destructor de las sociedades. Así los paises ricos no tienen en realidad amenazas reales, pues su escudo invisible de energía (en la realidad armamento super-avanzado, tropas de élite y maquinaria militar imparable) mantiene alejado de sus fronteras a los paises pobres, que se matan entre ellos, atrapados en sus frustraciones y egolatrías envenenadas. Son un puñado de monos, peleándose con cuatro rifles entre ellos, en paises completamente arruinados y sin capacidad tecnológica o financiera.

La cabeza del dios Zardoz, representa un valor. El valor de una idea: del odio al semejante. De la supremacia del fuerte sobre el débil. Del toma por la fuerza lo que quieras. No te sientas culpable de nada. El todo vale.

Una idea que los paises "civilizados" con sus sistemas de inteligencia, información, propaganda, etc... implantan entre los paises incivilizados. Todos siguen los dictados de la cabeza. El ídolo manda, y todos obedecen.

La película es una metafora sobre la influencia de las sociedades avanzadas sobre las subdesarrolladas. Del porque de las guerras, de los exterminios, y del tercer mundo.

Todo està calculado con la precisión de un reloj suizo. Nadie se presta a ver los detalles de la película, que como un buen tarotista debe de ver al leer las cartas. DETALLES. Mensajes.

En ninguna crítica que he leido sobre el film hasta ahora comenta lo que explico ahora...

Zed tiene botas negras. Botas largas de cazador. Pisa con los pies, él, la tierra. Su pecho varonil y su bigote revelan hombría. Masculinidad. Es un hombre que revela su físico, sus músculos. Tiene el pelo largo, como un ser libre que no debe de seguir reglas, ni cortarse el pelo. Pero no es completamente libre. Su pelo se trenza en una larga cola, que se asemeja a un lazo, como el que podría tener cualquier perro. Su pelo no es libre, sino es controlado, por su divinidad superior. Zed lleva cananas de balas, que demuestra su caracter guerrero y la necesidad de tener siempre munición a mano, porque poca no le es suficiente. Debe de disparar mucho, entrar en conflicto continuamente. LLeva un taparrabos rojo. Aumentan el volumen de sus genitales, los hace destacar y parecer mas poderosos. El color rojo demuestra fuego, fuerza, explosividad. Resumiendo es un hombre libre a medias, cree que es libre, pero está controlado por ideologías que están por encima de él. Es belicoso, masculino y lleno de testosterona.

Al final del film vemos que Zed viste de verde y la ropa le cubre todo el cuerpo. Se ha transformado. Ya no es el joven Zed. Ya no es poderoso sexualmente, no necesita exhibir sus músculos, sino proteger el cuerpo de las inclemencias. Es precavido y previsor. Ahora lleva el color verde como seña de identidad. Color arraigado a la naturaleza, a la madre Tierra, a la armonia. Es hojas verdes, son prados de primavera, son hermosos bosques de árboles... Alimentos de seres no carnívoros sino pacificos, que se alimentan sin tener que matar. Zed ya no siente la necesidad de matar.

Su hijo es una mezcla de tres entidades. Tiene el torso desnudo del joven Zed, demostrando que es fuerte, sin miedo al exterior, mostrando su musculatura. Su rostro bello, propio de los inmortales, y su falta de vello corporal, indican rasgos heredados de su madre: inteligencia, belleza y no agresividad. Este hombre piensa antes de actuar. Tiene fuerza para hacer acciones, pero primero pensará, antes de dar pasos instintivos o expontaneos, como hacía su padre de joven. Pero este nuevo hombre tiene pantalones verdes. No tiene colores rojos encima. Sus intenciones no son luchar, sino ser parte del mundo de una manera inteligente y armoniosa. Se trata de una nueva evolución del ser humano, un cruce entre inmortal y exterminador, que con el tiempo, se impondrá en el mundo por inteligencia. Vencerá porque está seguro de si mismo, ya que abandona a sus padres sin temor, cuando llega el momento, sin vacilar y sin mirar atrás.

La conclusión final de la película es muy interesante: las huellas y el revolver oxidado. ¿Qué significa eso? Legado físico.

La carne envejece, muere, se pudre y se convierte en polvo. Todos morimos. Quedamos reducidos a huesos, y muchos ni a eso. Seremos todos polvo del pasado, y cuando mueran nuestros hijos, nuestros nietos, y los hijos de nuestros nietos, nadie se acordará de nosotros, de cuanto luchamos, de cuanto amamos o de cuanto trabajamos.

Como bien me dijo Paul Naschy, todos somos hijos de nuestra obra. Y lo que quedará de nosotros será dos cosas. Una, el legado moral, cultural, emocional y genético que les demos a nuestros hijos.

Ellos, encierran un poco de nosotros, que perdudará en el futuro. Algunas de nuestras frases favoritas, algunos de nuestros tics, algunas de nuestras manías, etc...

La otra cosa que quedará de nosotros, será nuestra obra. El construir el edificio mal alto del mundo, el correr mas rápido los 50 metros lisos, el que escupió un escupitajo y le dio en el centro de una diana a 15 metros, el que se comió 274 plátanos en dos minutos y cosas así... Los que hicieron hazañas, fueron héroes, escribieron las mejores novelas, los que se atrevieron a hacer las cosas mas imposibles, los que ganaron mas copas del mundo de fútbol, o los que construyeron maravillas arquitectónicas...

Los protagonistas de Zardoz dejan sus huellas en la cueva. Huellas anónimas en agujero oscuro bajo tierra. Nada indicará quienes eran o que hicieron. Algún arqueólogo del futuro, 1000 años mas tarde, solo entrará una huellas blancas de manos, preservadas dentro de la cueva. Nada indicará que fueron las huellas de Zed, la clave, el detonante, el héroe, que cambió el mundo en que vivía, destruyendo directa e indirectamente la sociedad dominante, la de los inmortales.

Lo que pretendo explicar, y que creo que quiere explicar el film con ese extraño epílogo, es que independientemente de los mensajes de la película, la realidad final es que da igual cuanto luches, que proezas hagas o cuanto cambies el mundo, que al final mueres, y todo lo que quedará de ti para el futuro serán tus hijos, si tienes, y las cosas que hayas hecho, si son dignas de ser recordadas para bien o para mal.

Otro punto del film, es el fin de las civilizaciones.

En Zardoz vemos una sociedad futura , que son los restos de una sociedad pasada, destruida por multiples razones. Esa sociedad pasada no es referenciada en la película.

En cambio los inmortales, solo los mas curiosos e inconformistas, estudian el pasado lejano, las civilizaciones antiguas, desaparecidas miles de años atrás. Esos inmortales encuentran en el pasado respuestas a su presente.

Y esas culturas, como la de la griega clásica, la romana o la del renacimiento, desaparecieron una tras otras, dejando solo sus libros, sus cuadros, sus esculturas y sus edificios. Un pasado lleno de acontecimientos, de preguntas, de como las respondieron, de retos, de problemas, de como los solucionaron... Pero como todas las cosas de la vida, esas sociedades desaparecieron: nacen, se desarrollan y mueren.

¿Es justo que mueran los inmortales? Puede que si, puede que no. Lo que está claro que merecidamente o no, son exterminados y desaparecen, para ser pasado. Para ser recuerdos...

Los exterminadores, da igual lo poderoso que sean, desaparecerán inexorablemente en el futuro, o su sociedad cambiará, para dar pasos a otras distintas.

Y es Zed, mediante el pasado, que aprende a leer, deja de ser una mala bestia agresiva y adquiere conocimientos y cultura, y se da cuenta de la gran mentira de su existencia: sirve a un falso Dios.

Eso da una interesante solución a las guerras tribales en el tercer mundo: cultura. Si la gente es culta, deja de luchar. Si las personas entendieran el porque de todo, de sus acciones y de sus repercusiones, tendrían mas control de sus actos. Tener conocimientos hace evolucionar las sociedades, adquieren recursos, talento, riquezas, progreso... Es como la fábula de La isla misteriosa, de Julio Verne.

Deja en la isla a un puñado de mentes brillantes e inteligentes, y construirán un lugar perfecto, lleno de lujos y de comodidades.

Deja en la isla a un puñado de analfabetos, de ignorantes y no construirán una mierda. Y el día que se enfaden, en vez de sentarse a hablar o a dialogar, se matarán los unos a los otros como perros.

Como podeis comprobar, Zardoz es un film rico, y con multiples lecturas y distintos niveles de mensajes para el espectador.

Pero os dejo deberes para vosotros...

¿Qué significa la pistola oxidada?

¿Qué quiere reflejar la secuencia de los inmortales zombificados que al "probar" a Zed, despiertan de su inmobilismo?

¿Y la orgía que cometen poco después? ¿Qué quiere decir?

He leido bastantes críticas de la película y en general la dejan mal parada: "Espesa, pretenciosa, aburrida, bazofia, churro total, sin sentido, extraña, rayante, etc..."

Es cierto que el tiempo ha pasado factura a la película: tiene un look bastante anticuado y muy de los 70. Eso es innegable.

Pero creo que para nada es una mala película. Tiene mensaje, tiene historia, tiene argumento, y las sensaciones que me transmitió fueron muy interesantes y llenas de inteligencia.

¿Te parece una mierda la película, un rollo o una rayada mental? Igual debes de hacer como Zed, coger un libro de parvulario, y comenzar a aprender a leer. Cuando sepas leer, intenta desarrollar tu mente, expandirla, culturizarte y aprender de los grandes de la historia y de la literatura. Todos los grandes maestros del pasado TIENEN MUCHO QUE ENSEÑARTE, no solo a ti, sino a mí y cualquiera que tenga interés por saber.

Igual, cuando tu mente sea abierta, ágil y llena de conocimientos, disfrutarás de un film a ese nivel, como es Zardoz.