Google+

Entradas populares

Comparte

La increíble épica

jueves, 26 de febrero de 2009

Ravagers



















Tras una guerra nuclear Richard Harris vagabundea por una ciudad desierta y arrasada buscando comida. Pero no solo de latas vive el hombre, y el colega tiene una rubia de puta madre, que le calienta la cama.

Los buitres son una banda de hijos de puta que se dedican a matar, saquear y violar. Vamos, en pocas palabras: mala gente.

Total que al pavo casi lo matan y a la rubia la violan colectivamente y la hacen polvo. Parad, no os saqueis las pollas de las braguetas. No se ve nada de como ponen guapa a la muchacha del protagonista.

Total que el prota vagabundea escapando de los buitres, de la ciudad y va a parar a una base militar en donde un militar loco lo toma por un superior y se convierte en su sombra y escudero de aventuras.

Al final todos acaban en una barco encallado en donde vive una comunidad. Los buitres atacan el barco y el asunto acaba en plan barbacoa. El buque en llamas y los malos carbonizados.

Los supervivientes deberán de buscarse la vida en otro lado...

El film pese a contar con actores como Richard Harris, Woody Strode y Ernest Borgnine es un ABSOLUTO DESASTRE.

El guión es un despropósito y un soberano rollo macabeo, y la dirección artística es más pobre que la vestimenta de un vagabundo de la India. ¿Y visualmente? Todo va parejo al reducido presupuesto. La película visualmente es POBRE, POBRE, POBRE...

¿Y qué queda al final? Puedes si le hacemos la autopsia a este cadáver, la verdad es que ni los huesos.

Un film absolutamente MALO y sin ninguna clase de atractivo salvo a ver Richard Harris con un pañuelo en la cabeza en plan Doña Rogelia. Lamentable.

Phantom of the Opera























Muy buena

-Decorados extraordinarios (nada de tonterías generadas por ordenador).
-Vestuario maravilloso
-Una puesta en escena brillante y hermosa
-Una dirección MUY COMPETENTE.
-Un guión a la altura de semejante marco.

Todo ello nos da como resultado uno de los films de terror más hermosos y grandiosos de la historia.

No hace falta que me extienda mucho, porque la película es un todo un clásico, muy buena y debe de verse al menos una vez en la vida.


viernes, 20 de febrero de 2009

Supergirl































Supergirl solo recaudó 14 millones de dólares en cines USA, con un presupuesto de 50 millones. Es decir, que en pocas palabras, el film fue una catástrofe en taquilla.

La película tiene como protagonista a Helen Slater, que además de estar buena y de tener una buenas patorras, hace bien su papel.

La mala, una bruja muy hermosa, Faye Dunaway, también lo hace muy bien, y además salen en el film actores como Peter O'Toole o Mia Farrow.

¿Entonces que falló?

La escena en que Supergirl sale volando de su habitación y se cambia o transforma según conforme atraviesa la ventana, es ridícula. ¿No se cambia a super-velocidad?

Cuando calienta con su visión la llave inglesa de las chicas malas... ¿No debería de haber abierto un agujero en la pared de las duchas con su visión calorífica? ¿O no debería de haber quemado la pared primero?

Esas y otras muchas incongruencias pueblan el film de cabo a rabo. Así, es muy difícil de que sea tomado en serio.

El film mezcla magia con super-héroes, magos contra personas con super-poderes, y si bien la idea no es mala, en la práctica se plasma con horrorosos efectos especiales como el monstruoso dragón o demonio del final. Cuando retuerce a Supergirl en sus manos, los efectos especiales son lamentables a más no poder.

La historia por otro desgraciado lado mezcla ineficazmente una historia de amor, romanticismo adolescente tipo Candy Candy, con la trama de la superhéroe luchando contra la malvada bruja. Semejante pastiche queda tan empalagoso como aburrido y nada interesante.

Como film es una rareza COSTOSA pero con una trama que avanza de mal a peor según transcurren los minutos.

Un aparatoso BODRIO hecho desde un punto de vista insultantemente torpe hacia el público femenino.

La escena que más me gustó es Supergirl abierta de piernas de forma tan ingenua como insinuante, jugando con una larga varita mágica, con la que hace y materializa una libelula. ¡GUAU!

Hablar mas del film es perder el tiempo...