Google+

Entradas populares

Comparte

La increíble épica

viernes, 5 de octubre de 2007

CRISPIN GLOVER SIGUE SIENDO CRISPIN GLOVER

La  locura bizarra de Crispin Glover: It is Fine, Everything Fine,  pues bien, la pelí­cula no ha podido proyectarse porque Crispin viaja con ella bajo el brazo y ambos se han perdido por el camino. Es de suponer que cuando lleguen, un dí­a de estos, se encontrar uan hueco para ellos en las comprimidas parrillas del festival. Seguiremos informando.

jueves, 4 de octubre de 2007

Stardust


Sin ser nada del otro mundo, Stardust es una interesante película de Neil Gaiman,  quien los últimos años había cogido un poco de dentera (especialmente tras Mirror Mask, donde no le hizo ningún favor a su amigo Dave McKean). Aunque hace años que corre por casa, no he leído el bello relato ilustrado original (y digo bello porque los dibujos de Vess si los he mirado), me dice Miguel Angel Barral un tipo sabio, que traiciona su espíritu final pero que entiende que Gaiman (implicado en el proyecto como guionista y productor) lo haya azucarado en busca de un Éxito comercial que finalmente no ha conseguido. Cosa que tampoco se entiende porque si algo bueno tiene es que entretiene mientras cuenta un cuento. Con sus príncipes, sus princesas y sus brujas. Ni empalaga ni molesta y a ratos (ratitos) traslada un algo de amor por la fantasia de la pantalla al espectador, que es cosa que se agradece, mientras deja ir retazos de humor británico.

martes, 2 de octubre de 2007

Premiaciones


Los jurados de los festivales de cine son lo que son. Cinco personas dispares que ven películas, se reunen, contrastan criterios, negocian y premian. Los jurados se olvidan, los premios, a veces, no.
Tampoco dudo de su inteligencia, por lo que no hay que descartar que cambie su rol habitual, el de la critica comprometida, por el de jurado de un festival de género. Pero sería una sorpresa. Así­ que les propongo un juego.

A L'INTRIEUR (INSIDE) de Julien Maury y Alexandre Bustillo.
La definen como slasher sangriento y dicen que sería una de las sorpresas. La sangre sale aquí en cantidades enormes. Que sea francesa al alza.

AN AMERICAN CRIME de Tommy O'Haver
Inspira un suceso real, que puede resultar increíble, como reflejo de la sociedad norteamericana actual. Pese a su nacionalidad, su carácter crítico y su independiente producción le dan alguna esperanza, que se ven incrementadas por la atrevida tendencia a premiar la realidad en un festival de género. Alguna posibilidad.

DAINIPPONJIN de Hitoshi Matsumoto
Un kaiju con forma de falso documental. Lo segundo puntea (aunque cada vez menos), lo primero causa incomprensión en el crítico (monstruos gigantes pisoteando Tokyo?). Escasas posibilidades, a no ser que la reflexión sobre la incomunicación en las sociedades post-industriales sea muy evidente.

EL REY DE LA MONTAÑA de Gonzalo Lopez-Gallego
Thriller agreste de supervivencia y fantasmas. Su condición de opera prima hispana con protagonista argentino la convierten en una incognita. Nunca se sabe, aunque es muy difícil.


FIRST SNOW de Mark Fergus
Pese a que estar dirigida por el guionista de Children of Men puntea  alto, su nacionalidad se lo pone muy difícil. Escasas posibilidades.

FRONTIERES de Xavier Gens
La revuelta Francia suburbana del verano pasado. Inmigrantes del ghetto, tras una noche de acción piromana, topa con un grupo de neonazis degenerados. Francesa y polí­tico-social.

HALLOWEEN de Rob Zombie.

I AM A CYBORG, BUT THAT OK de Park Chan-wook
El director de Oldboy se aleja de las venganzas contundentes para rodar una, dicen, emotiva película que huele a shojo manga adolescente. Lo veo difícil si tenemos en cuenta que Chan-Wook ya ganó en una ocasión. Escasas posibilidades.

JOSHUA (EL HIJO DEL MAL) de George Ratliff
Thriller psicológico con niño. Distribuida por la Fox. Imposible.

LA HABITACIÓN DE FERMAT de Luis Piedrahita, Rodrigo Sopeña
Thriller hispano con Santi Millán. Escasas posibilidades.

LOS CRONOCRIMENES de Nacho Vigalondo
Una de las grandes perjudicadas. Yo siempre he pensado que podrí­a ganar, pero la cosa se ha puesto cuesta arriba. Los pajeros yanquis han flipado con ella, pero va a costar mucho, demasiado. Escasas posibilidades a no ser que sea el peliculón que todos deseamos y que Zoe Bell la defienda con katana.

MUSHISHI de Katsuhiro Ôtomo
Fabula medieval fantastica y japonesa, eso siempre puntea, pero el pasado animo de Otomo pesa como una losa. Dependerá de la sutilidad poética. Alguna posibilidad.

ROGUE de Greg McLean
Cocodrilo gigante ataca turistas. Nulas posibilidades.

SLIPSTREAM de Anthony Hopkins
Dirigida e interpretada por Sir Hanibal Hopkins, en principio eso le resta bastantes posibilidades. Que sea una reflexión onírica sobre el mundo de un escritor suma, pero vamos, lo veo muy difícil a no ser que la metáfora autor-personaje lleve a un complicado proceso de identificación con el espectador inteligente. Escasas posibilidades.

STUCK de Stuart Gordon
Thriller macabro de serie b del director de Reanimator? No me hagan reír.

SUKIYAKI WESTERN DJANGO de Takashi Miike
Precuela miikista del clásico de Corbucci. Muy escasas posibilidades, aunque claro, sale Tarantino e igual Zoe Bell se pone chula (o seductora).

TEETH de Mitchell Lichtenstein
Vagina Dentata gore con tono de comedia teen.

THE DEVIL'S CHAIR de Adam Mason
Serie B con silla electrica sobrenatural. Nulas posibilidades.

THE FALL de Tarsem Singh
Que no les engañe la procedencia india del director: su carrera apunta al cine comercial estadounidense.

THE NINES de John August
reality show, super 16 de alta de definición. Acrobacia narrativa y estática posmoderna. Remotas posibilidades a no ser que la ideología haga acto de presencia.

THE SIGNAL de David Bruckner, Jacob Gentry, Dan Bush
Interferencias televisivas, Lo Zombi y el instinto homicida del siglo XXI. Y encima norteamericana. Muy remotas posibilidades.

TRES MINUTOS de Diego Lublinsky
Argentina, historia de amor de corte fantástico. Grandes posibilidades.

WAZ de Tom Shankland
Con Seven y Saw como referentes sus posibilidades son nulas.

REC de Jaume Balaguero y Paco Plaza
Reality Show en tiempo real de producción hispana, ya alabada antes de su estreno y con una aparente buena carrera comercial por delante. Escasas posibilidades.
VEREDICTO: Tres Minutos se lleva probablemente el premio, a no ser que sea mala de manera evidente (vamos, que la gente se ría de lo mala que es, cosa muy improbable). An American Crime o Frontiere(s) tienen posibilidades si el discurso ideológico hace acto de presencia sin sutilidades. Tampoco hay que descartar Mushishi de Otomo si el kabuki poético domina la función (cosa que dudo). La carambola identificante de la de Hopkins la veo muy complicada.

Me apetece dedicar este post a Spaulding y Sark, a los que imploro su participación en las apuestas.

lunes, 1 de octubre de 2007

SITGES



Como en ocasiones anteriores, me he dado una vuelta por la rueda de prensa de presentación del Festival de Sitges. La oficial, con alcalde, conseller de cultura, director del ICIC y Ángel Sala, el director al que hay que reconocer el impulso que ha dado al certamen, convirtiéndolo en la referencia inexcusable en cuestión de cine de género. A la tirantez inicial que hubo con el cambio de gobierno -ese tripartito que se pinta con cola, cuernos y tridente (lo cual vienen al caso)- se la han comido los resultados y el éxito de las últimas ediciones. Y es que el aspecto político de los Festivales de cine y similares no deja de ser un mundo poco tratado donde cultura pop y las instituciones propias de la sociedad borderline colisionan tras el telón. La calma chicha al respecto es lógica: los políticos siempre dicen que van a cambiar muchas cosas pero si lo cambiable no da problemas, el futuro es algo a esquivar y el estatus quo un bien al alza (el Dr. Repronto lo explicaba muy bien el otro día).

Tan sólo algunos apuntes. Quería haber diseccionado un poco la programación, haciendo algunas apuestas y tal, pero no va a ser posible. Pero sepan que pinta bien. Muy bien. Lo zombi va a estar ámpliamente representado, cosa lógica si tenemos en cuenta que son el monstruo propio y apropiado de estos tiempos que nos toca vivir. Angel Sala lo ha mencionado mientras yo pensaba en lo gracioso que era ver como los políticos miraban al infinito sin saber que ellos forman parte (importante) del subgénero. Al estreno del quinto y esperado Romero zombil (Diary of the Dead) hay que sumar, entre otras, el documental American Zombi o la aproximación pakistaní de la que hablaba Viruete no hace demasiado. Temas como el terror post 11-S, el posmodernismo de la cámara y la realidad trastornada también han sido apuntados. Si nos tomamos el Festival como un pase de modas, son las tendencias de la temporada venidera (bueno, si son lectores asiduos saben que tampoco es cosa novedosa).

Pues eso, que el certamen pinta muy bien en el aspecto de las películas a ver, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Hay una sala nueva, la Tramontana, habilitada en el interior del hotel Melià, donde se proyectarán películas y se harán bastantes clases magistrales. Tengan en cuenta esto último porque estos encuentros entre autores y público suelen merecer la pena (yo aún recuerdo la clase magistral de Saul Bass hace mucho años).

Respecto al Jurado, ese ente extraño que premia películas envuelto en la polémica -y, últimamente, Sitges ha perdido la enseña genérica de la que ha disfrutado durante décadas; seguramente la última vez que ganó lo que debía ganar fue cuando The Ring- estará compuesto por Zoe Bell (la stunt protagonista de Death Proof, oh yeah), Ruggero Deodato (sí, el artífice de la visionaria Holocausto Caníbal), Michael Rooker (el genial Henry), Martin Weisz (ganador de un premio el año pasado) y, ai, Milito Torreiro, que supongo rápidamente ejercerá de líder e impondrá sus criterios, así que no esperen que la situación de corrija este año. Siendo como es un festival de género, la clave para saber si el jurado acierta, más allá del gusto personal, es comprobar como el paso de los años trata a la película escogida, si supuso un cambio, un culto, una corriente. Y desde luego, si no recuerdas que ganó de un año al otro el desacierto es evidente. Yo mismo, para recordar las ganadoras de los últimos tiempos debo hacer un soberano esfuerzo... y no lo consigo.

Andarán por allí de invitados Rutger Hauer, Douglas Trumbull, Enzo G. Castellari, Romero, Crispin Glover, Alex Proyas, Robert Englund y un montón de directores. Yo he decidido liarme la manta a la cabeza y pienso solicitar entrevistas con Romero, Deodato y, quizás, Castellari. A ver si hay suerte. Ya les aviso que estaré por allí todos los días y que este lugar ausente interrumpirá su programación habitual para enviarles montones de crónicas redactadas con velocidad y faltas de ortografía... siempre que encuentre un hueco. Comprobarán como mi estado mental degenera al mismo tiempo que crece mi ofuscación gramática.

Para acabar, en el terreno de lo anecdótico, al inicio de la rueda de prensa ha aparecido un ninja enmascarado que ha sido invitado por las fuerzas de seguirdad a abandonar la sala. Ya les digo que yo no he tenido nada que ver, que soy un enmascarado discreto y tímido. Quizá fuese uno de esos clones a los que me acusan de incitar. Creo que se ha equivocado de lugar: a los políticos no les gustan los ninjas. ¿Acaso lo dudaban?