Google+

Entradas populares

Comparte

La increíble épica

martes, 19 de octubre de 2010

Kiss Me kill Me






























Adaptación al cine del personaje de comic de Guido Crepax, Valentina, de estimables pero irregulares resultados.

En Baba Yaga, Corrado Farina adapta uno de los álbumes de Valentina, el cómic erótico-surrealista-aventurero  creado por Guido Crepax, y si bien  algunos personajes están cambiados, lo hace permaneciendo fiel a la obra de Crepax. De hecho, copia secuencias enteras directamente de las páginas de Crepax, la única queja de Crepax se refirió al cásting de la película; le parecía que Isabelle de Funes estaba demasiado gorda para interpretar a Valentina (ved el tráiler para juzgar lo "gorda" que estaba Isabelle de Funes) y, por otro lado, Carroll Baker no se parece en nada a la Baba Yaga del cómic. Ahí sí que tiene razón, y el propio Corrado Farina lo admite, la Baba Yaga del cómic es un personaje andrógino, cosa que Carroll Baker desde luego no es. Originalmente Farina tenía en mente otra actriz más adecuada pero hubo problemas de última hora y Carroll Baker fue elegida en el último minuto.

Se realizó la adaptación partiendo del cuarto comic de Valentina publicado en 1971, con el nombre de Babayaga, tal y como se conoce también al film en italia.

La historia va que Valentina es una fotógrafa, y un día descubre que una bruja se le acerca y maldice su cámara de fotos. A partir de ahí, la brujería trastorna la vida de Valentina que se ve metida en misterios, sueños irreales y con una perversa pero fascinante bruja alrededor, interpretada por la actriz norteamericana Carrol Baker.

Esta actriz nacida en 1931 estaba considerada que iba a ser una nueva Marilyn Monroe. Su pelo rubio, su glamour y su cuerpazo así la asemejaban a ella.

Fue el film Baby Doll (1956) dirigido por Elia Kazan, la que la catapultó a la fama con su interprtación de lolita, que puso cachondo a miles de espectadores en los años 50. Realmente su personaje y su interpretación eran muy provocadores.

Pero su carrera fue desigual, alternando films mediocres con otros simplemente correctos, que hicieron que perdiera cartel en los Estados Unidos, por lo que ella provó en el cine europeo y a mediados de los 60 continuó su carrera en Italia y otros paises... Ahí su carrera resurgió siendo una actriz norteamericana y de gran belleza.

Se hizo muy pupular en Europa en los 60 y 70, y como no, protagonizó giallos y este film sobre una bruja, papel que interpreta de forma magistral. Su belleza es perversa y su mirada enloquece. ¡La bruja mas atractiva que he visto en mi vida!

En cambio Valentina esta interpretada por la actriz francesa Isabelle de Funes, nieta del mítico cómico y actor francés Louis de Funes (tipo que por cierto me encanta) que se le ve fría, no especialmente hermosa y para nada pega como Valentina. ¿Solo porque le cortaron el pelo corto? No me hagan reir por favor.

George Eastman, haciendo de bueno (cosa rara en su carrera) impone su imponente presencia y muestra que era un actor que podría haber dado de forma efectiva distintos registros, fuera de los habituales que solía hacer de malvado, asesino y psicópata.

La película no es decididamente erótica, sino mas bien un giallo lleno de misterio, atmósfera y suspense.

Hay desnudos, pero tampoco tantos como uno podría llegar a suponer con un personaje de comic tan erótico y propenso al despelote.

Eso si: Carrol Baker nos regala un desnudo integral frontal para delicia de sus admiradores.

Recordemos que El pájaro de las plumas de cristal se estrenó en 1971 y arrasó en Europa, con su estilo, así que esta pelìcula de 1973 toma nota y crea un misterio, y toneladas de atmósfera.

Su director Corrado Farina se toma la cosa en serio y le da un tono, unos planos y coquetea con la brujería de forma elegante. En ello ayuda mucho la gran intepretación de Carrol Baker.

De hecho Corrado Farina tiene varios cameos en el film, y en concreto es un oficial nazi en uno de los sueños de Valentina.

Lo mejor es que al final del film hay dos sorpresas que no desvelaré, que elevan mucho la calidad del film.

Sinceramente la película es aceptable, interesante, con mucha atmósfera y está bien hecha. Carrol Baker está sensacional, George Eastman cumple pero Louise de Funes es un elección de casting absolutamente desastrosa.